¿Qué enfermedades tiene un bull terrier?

¿Qué enfermedades tiene un bull terrier?

Si deseas incorporar un nuevo miembro a la familia y quieres una mascota como compañía que te brinde atención y cariño, el bull terrier es una excelente opción.
Es una raza canina que destacan por la forma de su cabeza y sus pequeños ojos en forma triangular, son muy activos, cariñosos, protector y leales.
Su origen es inglés con una esperanza de vida de entre 10 y 14 años, siempre y cuando la calidad de vida del mismo sea la más adecuada.

Características del bull terrier

Entre las características de esta raza canina se pueden mencionar las siguientes:

  1. Su masa corporal al llegar a su máximo crecimiento es de entre 22 y 38 kilogramos.
  2. Su altura varía entre 45 y 55 centímetros de alto.
  3. Esperanza de vida de entre 10 y 14 años.
  4. Fuerte, musculoso y de pelo bajo.
  5. De orejas pequeñas y finas.
  6. Ojos pequeños y en forma triangular.

Ahora, es importante que antes de adquirir o adoptar un bull tierrer inglés a tu hogar, tomes nota de todas las complicaciones posibles en términos de salud que este tipo de raza puedan tener a lo largo de su vida.
El objetivo es estar preparados y cuidarlo apropiadamente, además de estar informados de la manera idónea de cuidarlo en función de prevenir cualquiera de estas complicaciones de salud en el futuro.

¿Qué enfermedades tiene un bull terrier?

Principales enfermedades en el Bull Terrier Ingles

El acoger este tipo de mascota requiere la disposición de tiempo no sólo para entrenarlo, sino para jugar con ellos, ya que este tipo de raza canina no es recomendable que pase mucho tiempo solo porque pueden desarrollar estrés y posteriormente depresión.

Sordera

Es la enfermedad más común en esta raza canina afectando a casi el 20% de los mismos, esto debido a razones hereditarias. Se origina en su mayoría en aquellos ejemplares de color blanco.

Esta enfermedad puede ser completa o unilateral (afectando sólo un oído). En el caso de presentar este último caso podrá llevar una vida normal con el debido seguimiento del veterinario por si su condición cambia.

Por eso, es de vital importancia que, al acoger esta raza, se solicite el certificado de conformidad de que se le ha realizado el test BAER, el cual consiste en estimular auditivamente al perro mediante sonidos y se evalúa la respuesta cerebral a esos estímulos.

Enfermedades del riñón

Esta raza canina presenta problemas en el desarrollo proporcional de este órgano vital, en algunos casos es muy pequeño y no realiza su función correctamente.

Por esta razón, son propensos a sufrir de insuficiencia renal, lo que se traduce en un cambio total de estilo de vida por los tratamientos a seguir y la alimentación del canino.

Otra de las afecciones más comunes es la de riñón poliquistico, afectado directamente por la dieta diaria del canino, la cual debe ser cuidadosa para que no desarrolle una insuficiencia renal.

En función de prevenir, se debe realizar una prueba de orina una vez al año para detectar la funcionalidad del riñón del canino.

Dislocación de la rotula

Consiste en la salida de la rótula de su lugar, generando dolor, cojera y debilidad al moverse. Esta enfermedad se produce durante el crecimiento y desarrollo del can, y puede ser por un problema hereditario o un traumatismo.

Por eso, debe controlarse el tipo de actividad física que desempeñara el perro a lo largo de su vida. En la mayoría de los casos se requiere una intervención quirúrgica para el perro, por lo que si notas alguna dificultad debes consultar con tu veterinario.

Problemas cardíacos

Este tipo de raza canina puede sufrir de estenosis aórtica, que es cuando el flujo de salida en el ventrículo izquierdo del corazón se estrecha generando una presión fuerte y terminando aumentando su tamaño.

Esta patología afecta la circulación de sangre al corazón y generando zonas de isquemia, desmayos y muerte súbita.

Otra patología relacionada con el corazón es la displasia de la válvula mitral. El defecto se genera en la válvula izquierda que separa el ventrículo de la aurícula, causando que el flujo de sangre retorne a la aurícula izquierda.

Esto aumenta la carga de trabajo del corazón para mantener la circulación de sangre.

En este caso, el tratamiento a seguir es netamente farmacológico y seguir las instrucciones del veterinario en cuanto a la dieta alimenticia para mejorar la condición de salud de tu mascota.



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *